Historia y origen de las posadas navideñas

El mes de diciembre ha llegado y para mucho se trata de la época más apreciada del año, ya que con ella llegan las posadas, piñatas, dulces, ponche y los clásicos villancicos que hacen posible esta bella y mágica tradición decembrina. 

Pero, alguna vez te has preguntado ¿dónde se originan las posadas navideñas? 

Las posadas inician nueve días antes de Navidad, empezando el 16 y concluyendo el 24 de diciembre. El inicio de esta tradición llegó en la época precolombina, cuando los frailes evangelizadores comenzaron a inculcar la veneración a Cristo.

De esta forma en 1517 los frailes agustinos establecieron las llamadas nueve misas de aguinaldo en el Virreinato de la Nueva España, las cuales se realizaban en la iglesia en las fechas que precedían a la Navidad.

Con el paso del tiempo, las posadas ya no se realizaban en la iglesia sino en los hogares de la gente a manera de peregrinaciones para alabar el nacimiento de Cristo, acompañado de los cantos populares que hasta la fecha caracterizan las costumbres navideñas. 

Actualmente no todas las personas conservan esta tradición ya que poco a poco se ha ido perdiendo la costumbre de salir a pedir posada, ahora las llamadas ”posadas” se convierten en fiestas y bailes de salón, donde ya no se recuerda la razón original del festejo.

Sin embargo, aún existen familias que tratan de rescatar esta tradición mágica al organizarse con sus vecinos quienes emulan la peregrinación caminando por la calle, acompañados de velas para iluminar el camino, al tiempo que cantan y piden posada. Después, se juntan todos para disfrutar de un rico ponche y romper la piñata en compañía de amigos y familiares. 

Así que no pierdas las fantásticas tradiciones mexicanas y sigue inculcando a los más pequeños de tu familia a seguir con las posadas que hacen de la Navidad una época mágica. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *