Furoshiki, la técnica japonesa de envolver regalos de forma sustentable

Furoshiki, la técnica japonesa de envolver regalos de forma sustentable

En los últimos años se ha promovido el reciclaje y la disminución del uso de plásticos innecesarios para ayudar a mejorar el medio ambiente, pero con la llegada de los festejos decembrinos solemos dejar de lado nuestros deseos ecológicos y nos dejamos llevar por la emoción del momento, así que corremos a la papelería más cercana para comprar todo tipo de papeles para envolver nuestros regalos navideños.

Si nos ponemos a pensar un poco, todo este tipo de envolturas, por más bellas que sean, casi siempre terminan en el bote de la basura y debido a las grandes cantidades de tinta, laminados o diamantina, son muy complicados de reciclar. Por eso, si quieres seguir ayudando a cuidar el planeta y sorprender a todos con regalos perfectamente envueltos, deberías conocer la técnica milenaria japonesa para envolver regalos: furoshiki. 

El furoshiki es una técnica amigable con el medio ambiente, pero al mismo tiempo es muy sofisticada, original y un claro ejemplo de la estética minimalista japonesa, ya que te permite envolver casi cualquier regalo en cuestión de minutos. Está técnica es muy utilizada incluso por Marie Kondo, especialista en el orden, decoración y limpieza del hogar. 

Para esta técnica se utiliza un cuadrado hecho de tela, muy usado para transportar o almacenar objetos, cuyo tamaño puede variar de acuerdo desde un pañuelo pequeño hasta un gran saco como si se tratara de Santa Claus, ya el fin de este cuadrado de tela es que sea reutilizado un sinfín de veces. 

Si bien el furoshiki podría parecernos una gran oportunidad de reciclaje, esta es una práctica común en Japón donde es utilizada de forma constante para envolver el lunch, proteger la ropa como calcetines o ropa interior dentro de la maleta, e incluso para envolver las compras del supermercado. 

Para llevar a cabo de forma exitosa la técnica del furoshiki, no debes tener mucha práctica o habilidades especiales, ya que solo tienes que colocar el regalo sobre el cuadrado de tela, envolver por completo y hacer un nudo con los extremos de la tela. Sencillo y ecológico.

Alicia Molina

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *